2. Los dialectos del náhuatl

2. ¿Qué es un dialecto?

2.1 Un poquito de historia

Históricamente, el náhuatl fue la lengua del imperio mexica. El cuento es más o menos así:

Es el año de 1111 d.C, y unos Aztlanenses deciden emigrar. Huitzilopochtli les cambia el nombre de aztecas a mexicas, peregrinan algo menos de 200 años y llegan a el Lago de México, donde encontraron el águila y el nopal que les dijo Huitzilopochtli, en 1325.

Después vino la conquista, en 1521. Algunos mexicas (incluyendo el emperador, Moctezuma Xocoyotzin) creen que Hernán Cortés es Quetzalcóatl (el rey-dios mítico que abandonó la mística Tula en el siglo XII) y se da el contacto con el otro lado del mundo. Los frailes que llegaron para evangelizar le dieron al náhuatl y a otras lenguas un sistema de escritura alfabético (que todavía se usa) y empezaron a escribir historias, manuales y diccionarios, a traducir catecismos, cuentos y partes de la biblia, mientras los hablantes nativos siguieron sus vidas como pudieron.

Pasó el tiempo, y la lengua española se impuso en el país. Las lenguas de México se usaron menos, y se fueron dialectizando. Y el tiempo pasó así.

El país fue cambiando. Se especificó en la constitución mexicana que la «ley protegerá y promoverá el desarrollo de las lenguas de los pueblos indígenas» (en el artículo 4º), un indígena zapoteco llegó a la presidencia, lingüistas e historiadores nacionales y extranjeros se pusieron a estudiar las lenguas, se hicieron libros de texto para que los niños aprendieran a escribir en su lengua materna, se creó el INI y los mismos pueblos se organizaron y ocuparon de sus asuntos sociales. En el mundo, se declaró como derecho de todo ser humano el recibir educación en su lengua materna.

Ahora se hacen festivales y concursos, se ha creado un centro de escritores indígenas hace poco, y uno puede estudiar lenguas vernáculas (nacionales) en más de un lugar si se tienen las ganas (¡como en esta página!). Sin embargo, los niños ya están naciendo sin las ganas de aprender la lengua de sus abuelos, y los estudiantes de lenguas con pasión verdadera no abundan.

(Y uno que otro extranjero ha venido al país para hacerle mal a la gente)

Así, en plan histórico, uno puede estudiar el náhuatl que se habló hasta un tiempo después de la conquista, o sea el nahuatl clásico; o estudiar, en plan práctico, el náhuatl que se habla en los pueblos el día de hoy, o sea algún dialecto náhuatl.

(O lo que es mejor, ambos)

2.2 ¿Dialecto?

Busquemos “dialecto” en el diccionario:

dialecto. (Del lat. dialectus, y este del gr. diálektos).m. Ling. Sistema lingüístico considerado con relación al grupo de los varios derivados de un tronco común. El español es uno de los dialectos nacidos del latín. || 2. Ling. Sistema lingüístico derivado de otro, normalmente con una concreta limitación geográfica, pero sin diferenciación suficiente frente a otros de origen común. || 3. Ling.Estructura lingüística, simultánea a otra, que no alcanza la categoría social de lengua.

(Real Academia Española © Todos los derechos reservados)

[La definición subrayada es la que buscamos.]

    En otras palabras, es una derivación de otra lengua. Es más o menos así: como sabes, el español que se habla en México no es igual al de España, o al de Puerto Rico, o el de Argentina, el portugués de Brasil es diferente al de Portugal, y así. Esto se debe a que, por la diferente y lejana ubicación geográfica, cada lugar desarrolla su idioma a su manera. Esta historia es muy común. Tanto, que fué así como nació el español del idioma latín (y el latín a su vez nació de forma similar). De hecho, en Nicaragua hay un dialecto llamado pipil que viene del náhuatl.

Esto fue lo que sucedió en nuestro país a nivel de población: el dialecto náhuatl que se habla hoy al este de Oaxaca no es exactamente el mismo de la sierra de Puebla; es más, podría decirse que cada población habla su propio náhuatl. Así, es probable que un hablante de un dialecto náhuatl de Tehuacán no entienda perfectamente lo que dice otro que hable un dialecto náhuatl de Villahermosa. Pero como ambas vienen de un mismo náhuatl, se parecen.

[Y esto sucede también con otras lenguas indígenas de México]

2.3 Ejemplos de cambios dialectales

En los sonidos

Pueden perder sonidos:

citlalin à citlali
tepetl à tepe

agregar sonidos:

pía à piya
yei à yeyi
ihtoa à ihtohua
panoa à panohua

cambiar unos sonidos por otros:

ompa à umpa
kename à kenemi

atl à at
chicome à chigome
ihuan à ivan
tochtli à toxtli
xochitl à sochitl

[Ésta historia no es nueva, lo mismo pasó con el latín y el español: carnem à carne; superbia àsoberbia; aqua à agua; senior à señor]

Estos cambios pueden pasar o no en ciertos dialectos específicos.

En el orden de las palabras

Incluso la sintaxis ha cambiado un poco (tlalpan >> ipan tlali). Remarco que esto sucede sólo en ciertos dialectos (hay dialectos que han cambiado poco y también hay otros que han cambiado mucho).

En el vocabulario

 

Formas para decir escuela:  temachticalli
caltemachtilli
temachtiloyan
calmachtiloyan
nemachtiloyan
tlamachtilcalco
tlamachtilcalli
escuela
etc.


Aunque todas estas formas son correctas, unas se usan en ciertos lugares y otras en otros. Alguien que sabe náhuatl puede reconocer todas.

    Además, se han tomado palabras del español que sería difícil decir en náhuatl, como microondasafroamericanoelefantecorbataordeñar

[Lo anterior no significa que el náhuatl sea una lengua limitada. Gracias a la aglutinación, se puede decir con toda naturalidad cuerda de metal en vez de alambre. Pero hay que ser cuidadoso con los neologismos. ¡¡¡Palomez NO es lo mismo que libertad!!!.]

APENDICITO

neologismo: (del griego neos, nuevo y logos, palabra, o sea palabra nueva) palabra, frase o significado nuevo en un idioma. En cualquier idioma, «OVNI» es una palabra muchisimo más nueva que «mamá».
Realiza una prueba para medir tu aprendizaje sobre este tema